DE PROYECTO A RESULTADOS

Body: 

La variedad de proyectos por la restauración de Santiago de Cuba, a propósito de la cercanía al aniversario 500 de la fundación de la villa, deriva el surgimiento de mecanismos, instituciones y grupos de trabajos que prueban su factibilidad más allá de la importante fecha.

Otros demuestran su eficacia en el desarrollo de los planes de la localidad, la rehabilitación así como la conservación del patrimonio arquitectónico de la provincia.

Uno de ellos es la Escuela Taller “Ugo Luisi”, que forma parte de la Oficina del Conservador (OCC), creada en el año 2005 y ubicada en la calle Gallo entre Enramadas y Aguilera, a pocos metros de la avenida Jesús Menéndez y la popular Alameda.

“Esta escuela cuando se inauguró no tenía la participación de hoy en los planes restaurativos ni constructivos, y sus estudiantes no formaban parte de las obras con la magnitud  de hoy”, comentó la directora de la escuela Graciela Casales García. “En aquel momento tampoco existían la variedad de oficios que se ofrecen en este momento”, concluyó.

La variedad de campos de conocimientos de los oficios ha permitido acceder a una mayor cantidad de jóvenes desvinculados y prepararlos no solo para ejercer como obreros calificados, sino también influir en su preparación general.

Hoy podemos afirmar que la “Ugo Luisi” tiene una intervención en lo social, en  lo cultural y constructivo del patrimonio material e inmaterial, por su importancia en la formación de jóvenes y en la preparación en las labores constructivas y de restauración.

Protagonistas en el campo de trabajo

La formación profesional y humana que se ha dado a estos jóvenes es algo que ellos han retribuido a la escuela. Son muchas las obras en las que los estudiantes hacen sus prácticas como parte de su formación y cuyos resultados han permitido al centro ir ganando en protagonismo en la ciudad.

“En la escuela se realizan muchos trabajos de restauración que estimulan al estudiante porque va creando valores artísticos en su formación, eso los sentir que el trabajo que están realizando es suyo”, opina Osvaldo Pérez Bell, profesor de albañilería.

En este momento la escuela se encuentra insertada en varias de las obras que tiene la oficina por el aniversario 500 de Santiago de Cuba, por lo que su accionar influye positivamente en el cumplimiento de las fechas programadas en obras como: Antiguo Club San Carlos (Galería de Oriente y Sala de Arte), Farmacia Bottino, Museo de Ambiente Histórico Cubano, Fraternidad y Casa Dranguet.

Ángel Iván García Martínez, estudiante de la escuela, considera que se trata de una preparación general para el estudiante, a pesar de las especificaciones de la especialidad escogida, que le brinda conocimientos en distintas áreas de trabajo.

“Yo estudio segundo año de la especialidad de carpintería y escogí la escuela para tratar de aprender un oficio. Aquí lo mismo he aprendido de restauración y construcción, pero a su vez de tipología o de los sitios históricos que tiene la ciudad, es algo muy completo”, afirma Ángel Iván.

Son muchas la entidades y grupos de trabajos que ejercen una influencia positiva en el cumplimiento de la metas por el medio milenio de Santiago de Cuba, pero sin dudas la Escuela Taller “Ugo Luisi” tiene también un lugar en la sociedad santiaguera y en la formación de las futuras generaciones, con una conciencia de trabajo y esfuerzo por su ciudad así como su propio futuro.

Por: Juan Ramón Clares Navarro