Proyecto "Los caminos del café"

A fines del siglo XVIII y principios del XIX, Santiago de Cuba acogió a miles de inmigrantes provenientes de Saint Domingue (actual Haití) y de Francia. Los franceses, asentados en la ciudad y sus alrededores, trajeron sus costumbres e introdujeron las más avanzadas técnicas del cultivo del café. El Paisaje Cultural Arqueológico de las Primeras Plantaciones Cafetaleras del Sudeste de Cuba, recoge 171 asentamientos que por su gran valor patrimonial fueron declaradas en el 2000 Patrimonio de la Humanidad.

“Los Caminos del Café” es un proyecto de colaboración internacional entre la Unión Europea, la fundación franco-belga Malongo y la Oficina del Conservador de la Ciudad, que forma parte de los proyectos por el aniversario 500 de la fundación de la otrora villa de Santiago de Cuba. El mismo consiste en la restauración del circuito Fraternidad, que incluye la hacienda de igual nombre y los cafetales Santa Paulina, San Felipe, San Luis de Jacas y San Juan de Escocia, creando además un conjunto de cabañas que se integrarán al paisaje que permita el alojamiento temporal de los visitantes.

Este proyecto tiene como objetivos recuperar un conjunto arquitectónico singular y devolverle sus valores originales, recreando la vida doméstica y productiva de la época a través de un museo vivo, donde las muestras no serán de carácter solamente expositivas, sino que puedan interactuar con el visitante a través de su funcionalidad.

También se trabaja actualmente en la restauración de la casa Dranguet (Corona esq. Heredia) en el Centro Histórico Urbano, para ser convertido en Centro de Interpretación del Patrimonio Cafetalero, institución que posibilitará un mayor conocimiento al público visitante de la cultura cafetalera de nuestra ciudad. Estas obras se trabajan sobre la base de un proyecto piloto que puede extenderse a otras áreas del Caribe insular y continental con un patrimonio cafetalero similar: crear la ruta “Los Caminos del Café”. 

Proyectista Principal: Arq. Frank Luján Lans