Un sueño que comienza a realizarse

Body: 

 El poblado Ramón de las Yaguas del municipio Santiago de Cuba, fue testigo en la mañana del pasado jueves 3 de abril de la conferencia inaugural del proyecto Los Caminos del Café, presentada por el arquitecto Omar López Rodríguez, Conservador de la Ciudad de Santiago de Cuba. A la actividad asistieron el Secretario del Partido Comunista de Cuba (PCC) en el poblado, la Presidenta del Consejo Popular, el Vicepresidente y Delegado de circunscripción 326 del Ramón de las Yaguas, el Delegado de la circunscripción del poblado Nueva Isabel y Especialistas de la Oficina del Conservador de la Ciudad además de otras personalidades del Gobierno del territorio. Para su realización se contó con la colaboración de los Especialistas de la Casa de Extensión Cultural del poblado, la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana (ACRC), trabajadores sociales y el pueblo en general.

 

“Los Caminos del Café” es uno de los quince proyectos más importantes a realizarse en saludo al aniversario 500 de la fundación de la antigua villa santiaguera. Al Paisaje Arqueológico de las Primeras Plantaciones Cafetaleras del sudeste de Cuba, declarado por la UNESCO en el año 2000 Patrimonio de la Humanidad en la categoría de Paisaje Cultural, pertenece el circuito 2 que comprende cinco cafetales: Fraternidad, Santa Paulina, San Juan de Escocia, San Felipe y San Luis de Jacas.  El proyecto tiene como objetivo contribuir al desarrollo socio-económico sostenible, sobre la base del patrimonio cafetalero y la cultura de la provincia de Santiago de Cuba, con el apoyo de un turismo responsable. El disfrute y aprovechamiento de sus bondades tangibles e intangibles, es otro de los propósitos que persigue. Para ello el Conservador de la Ciudad hizo un llamado puntual a los pobladores allí presentes como multiplicadores del proyecto y de esta forma trabajar en busca de la consolidación de su cultura regional conservando los fuertes antecedentes franco-haitianos, herramienta imprescindible para el desarrollo exitoso de esta empresa que busca el rescate del patrimonio legado por los emigrados franceses a mediados del siglo XVIII en esa región sudoriental de la Isla. Según diera a conocer el arquitecto Omar López, “el proyecto ha sido posible en primer lugar por el empeño de la Oficina del Conservador de la Ciudad de Santiago de Cuba que puso en visibilidad ese patrimonio para que otras personas e instituciones se interesaran; y la colaboración financiera de la fundación franco-belga “Malongo”, y la Unión Europea. Asimismo expuso con sólidos argumentos cómo el valor arquitectónico, histórico y ambiental del paisaje cultural cafetalero representa un cúmulo de potencialidades turísticas, con variantes como las del senderismo, mediante las cuales se aprovecharán los valores de las bellezas naturales conectada con la obra arquitectónica del hombre.

Por: Sonia Bárbara Grillo Pérez Fotos: René Silveira