Ya se juega en la Casa del Ajedrez de Santiago de Cuba

Body: 

La Casa del Ajedrez, de esta ciudad, reabrió sus puertas con muy buena acogida de jugadores de todas las edades, luego de la restauración capital de su sede, cuya construcción data de la etapa colonial. José Luis Valdés Cobas, al frente de la institución, dijo a la AIN que el salón principal, con 20 mesas, se llenó el fin de semana de quienes gustan del llamado deporte ciencia e, incluso, hubo un torneo. Con ello se reanudó la enseñanza y práctica del juego y de simultáneas, con un nuevo mobiliario donde se destacan las sillas sevillanas que dan un toque distintivo y de belleza. Como novedad se realiza el montaje de una Sala Museo con la historia del deporte en este territorio, para exponer trofeos, medallas, fotografías y otros documentos y objetos de figuras que brillaron en diferentes disciplinas y, en particular, de personalidades que practicaron el ajedrez. Esa área, incluso, tendrá un acceso independiente por la calle Heredia, para aquellos que deseen visitarla. Por varios años la Casa del Ajedrez estuvo cerrada por el mal estado del inmueble, que data del siglo XVIII, ubicado en la intersección de las calles Santo Tomás y Heredia, frente al populoso parque Carlos Manuel de Céspedes. De gran magnitud y complejidad fueron las labores acometidas para mantener los elementos de su arquitectura, como es la cubierta de tejas criollas que fue necesario rehabilitar en su totalidad. Esa inversión del INDER la asumieron fuerzas especializadas de la Oficina del Conservador. A lo largo de los siglos la casona resultó residencia de relevantes santiagueros y otrora Círculo Social del Centro Gallego en Santiago de Cuba. Además, clasifica como la más antigua de ese ámbito urbano, junto a la ocupada actualmente por el Museo de Ambiente Histórico Cubano. Uno de los juegos de mesa más populares del mundo es el ajedrez y desde los siglos coloniales se practicó en Cuba, teniendo entre sus seguidores a patriotas como Carlos Manuel de Céspedes, Francisco Vicente Aguilera, Perucho Figueredo, Francisco Maceo Osorio y José Fornaris. Por: Marlene Montoya (AIN) Foto: Jorge Matos (Tomada de Sierra Maestra)