Escuela Taller Ugo Luisi: inigualables conservadores de la ciudad

Image: 
Body: 

Santiago de Cuba, 28 jun.- Con la premisa de aprender haciendo, la escuela taller y de oficios "Ugo Luisi", de la Oficina del Conservador de la Ciudad, asume un rol protagónico en la recuperación de la zona histórica de la urbe santiaguera, a pocos días del 60. aniversario del asalto al cuartel Moncada y Carlos Manuel de Céspedes. Jóvenes herreros, electricistas y albañiles, acompañados de sus profesores, dejan su impronta en sitios con alto valor artístico, histórico, cultural y natural para el patrimonio indómito. Muestra de esto es la rehabilitación y conservación que desarrollan en el exterior del Hospital Materno Sur Mariana Grajales, más conocido como Clínica de los Ángeles. Al respecto, Ramón Cobas, director del taller comentó: "En estos momentos estamos restaurando los jardines de la clínica, realizando acciones de conservación en las fuentes y elementos decorativos, así como reparamos las conexiones hidráulicas y eléctricas. "Nuestra misión es devolverle la belleza y vitalidad a este emblemático lugar de Santiago de Cuba, donde acudían cumpleañeras y recién casados a degustar del entorno", puntualizó. "De igual forma laboramos en la carpintería, plomería y albañilería del museo Granjita Siboney, afectada seriamente por el huracán Sandy. "Además, apoyamos a la Empresa de Restauración y Conservación de Obras y Monumentos (ERCOM) en la nueva galería Arte soy, el parque-biblioteca Abel Santamaría y una escultura de Alberto Lescay a Pedro Sarría, ubicada dentro del cuartel Moncada", destacó Cobas. Este centro educacional, fundado en 2005, se encarga de la inserción social de jóvenes desvinculados de 18 a 29 años, con 9no ó 12 grado, aplicando el modelo de capacitación a través del trabajo. Se les ofrece una segunda oportunidad para ser útiles a la sociedad, ejerciendo labores como la carpintería, la albañilería decorado y la herrería, entre otros. Durante dos años se forman en el estudio-trabajo mediante asignaturas estrechamente relacionadas con el oficio escogido, entre ellas se destacan: materiales de la construcción, medios de protección e historia de la arquitectura, enfatizando en las construcciones santiagueras. Actualmente en sus aulas se preparan 111 estudiantes los cuales salen formados como obreros más competentes y comprometidos con su trabajo. La graduación de los nuevos egresados será el próximo 19 de julio, que, como ya es costumbre, a los mejores se les dará la opción de aprender otro oficio, alternativa muy codiciada por la mayoría que los incentiva a ser mejores estudiantes. Sus profesores, quienes abogan por la igualdad de género, manifiestan afanes de contar, en cursos venideros, con una mayor representación de féminas. Esta entidad docente, la cual desarrolla importantes tareas en la conservación de inmuebles de gran valor patrimonial, adquiere cada vez más prestigio por la calidad y eficiencia de sus reparaciones.

Escrito por Taissé del Valle Valdés (Estudiante de periodismo – Periódico Sierra Maestra)