Ciudades en red

Image: 
Body: 

Primeras acciones de la Red de Oficinas del Historiador y del Conservador de las Ciudades Patrimoniales de Cuba

Por: Amelia Duarte de la Rosa
Tomado de: www.granma.cubaweb.cu

Siglos de historia han legado a nuestro país un nutrido caudal de patrimonio cultural. Numerosos sitios arquitectónicos y áreas geográficas se erigen a todo lo largo de la Isla como muestra de esa herencia histórica y natural, reconocida —en varios de nuestros lugares patrimoniales— por la declaratoria de Patrimonio Cultural de la Humanidad que concede la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO).

Precursora en el manejo y gestión de la recuperación y rehabilitación, la Oficina del Historiador de la ciudad de La Habana (OHCH), fundada en 1938 por el Dr. Emilio Roig de Leuchsenring, ha desplegado desde la década del ochenta un importante trabajo de salvaguarda de la identidad nacional y citadina. Voluntad que tomó vigor cuando en 1993, el Decreto Ley 143 del Consejo de Estado delegó a la OHCH la posibilidad de realizar un proceso de autofinanciamiento integral con vistas a sustentar su restauración.

Sin embargo, la labor en el centro histórico no ha validado solo la riqueza histórica y artística, sino que ha tenido a bien hacer partícipe a la comunidad, interrelacionar su convivencia con los valores patrimoniales del territorio, y, de la misma manera, sensibilizarla con su protección y uso.

Otros centros históricos del país se fueron creando y sumándose a la experiencia con un objetivo común pero con diferentes modelos de gestión adaptados a la historia, el contexto socioeconómico, la idiosincrasia cultural y el marco institucional.

En aras de preservar ese patrimonial nacional y de lograr una plataforma única de intercambio de conocimiento y transferencia de experiencias, el pasado mes de enero por acuerdo del Consejo de Estado se instituyó la Red de Oficinas del Historiador y del Conservador de las Ciudades Patrimoniales de Cuba.

La institución, de carácter nacional y con personalidad jurídica propia, establece un espacio de integración para el perfeccionamiento de los mecanismos de rehabilitación, el apoyo en la gestión del manejo y el desarrollo de proyectos concretos de cooperación.

Presidida por el Dr. Eusebio Leal, Historiador de La Habana, la Red está integrada por las Oficinas del Historiador de las ciudades de La Habana y Camagüey, las del Conservador de las ciudades de Santiago de Cuba, Cienfuegos y Trinidad y el Valle de los Ingenios, así como por las de futura creación en Sancti Spíritus, San Salvador de Bayamo, San Juan de los Remedios y Nuestra Señora de la Asunción de Baracoa.

Aun con poco tiempo de instaurada, entre las principales acciones que desarrolla actualmente se encuentra la confección del reglamento orgánico, según explicó a Granma la Dra. Arquitecta Patricia Rodríguez Alomá, directora del Plan maestro de revitalización integral de la Habana Vieja de la OHCH.

"Hace unas semanas culminamos el XI Encuentro sobre Manejo y Gestión de Centros Históricos en donde realizamos una reunión ordinaria de la Red. Las cinco Oficinas trabajamos de manera conjunta desde hace varios años pero con la institucionalización de la Red podemos interactuar con mayor facilidad", manifestó sobre la entidad cuya misión primera es "preservar los valores patrimoniales".

Entre las principales funciones que tendrán lugar en un futuro no muy lejano destacan, además, la promoción de cursos y talleres de capacitación sobre regulaciones urbanas; la implementación de nuevos modelos de gestión social; incentivar en la recuperación de viviendas y espacios públicos, y de igual modo, mantener informada a la población, sensibilizarla y hacerla promotora del cuidado del patrimonio.

El papel de la Red sobresale también por poner de relieve la defensa de la identidad de la cultura cubana, la conservación del patrimonio y la riqueza de la nación en la región latinoamericana y caribeña.