Museo Cafetal La Isabelica

Body: 

Patrimonio de La Humanidad

Ubicado en: Carretera de la Gran Piedra km 14.
Horario: Lunes a domingo 8.30 am - 4.30 pm

Directora: Lic. Marisleydi Brunet Horruitinier

---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------


Museo La Isabelica. Institución patrimonial que atesora la historia de la emigración franco-haitiana en Cuba. La construcción es de estilo vernácula, pues funcionaba como vivienda y como área de producción. Está dividida en dos plantas o pisos de construcción, la planta baja y la planta alta. Cuenta con varias salas de exposición.
Ubicación

Ubicado a 1119 metros sobre el nivel medio del mar y a 26 Km de la ciudad de Santiago de Cuba, cercano la serrana comunidad de La Gran Piedra, en una zona de área protegida por la variedad de plantas exóticas y especies endémicas que lo rodean en el mismo corazón de la Sierra Maestra.

Fundado el 18 de mayo de 1961, declarado Monumento Nacional el 29 de noviembre de 1991 y Patrimonio de la Humanidad en el año 2000 junto a todo el conjunto de ruinas cafetaleras del sur del Oriente cubano, siendo La Isabelica la única representación museística de los cafetales franceses en Cuba.
Descripción

Hacienda cafetalera propiedad del francés Víctor Constantan Couzo; en la que, a través de 17 salas expositivas, se muestran 598 objetos vinculados con la emigración franco - haitiana, muchos encontrados en las excavaciones arqueológicas realizadas próximas a las ruinas y otros donados y legados por descendientes franceses, donde muros, escaleras y otros elementos constructivos denotan majestuosidad e imponente vista al monumento arqueológico.

Esta huella arquitectónica es monumento de la ingeniería hidráulica y vial, además es un aporte de la arquitectura doméstica y funeraria y los sistemas productivos, que denota el aprovechamiento de espacios y topografía de montaña.

Historia

Como resultado de la revolución en Haití, donde miles de esclavos se sublevaron, arribaron a las costas cubanas cargados de pavor y pánico colonos franceses que no solo intentaron salvar sus vidas sino también sus economías. Tal es el caso de Víctor Constatan, quien aprovecha la fertilidad del suelo para el cultivo de maíz, cacao y café.

Víctor trajo consigo a la bella mulata Isabel María y por amor a ella le pone a la finca La Isabelica. Contaba Víctor con una dotación de veinticinco esclavos donde incluía a su concubina, pues Isabel Marìa, en papeles nunca deja de ser esclava. La casa se construye en un periodo de diez años, empleando la materia prima que tenían a la mano, cal, piedra y barro.

Saboreando Víctor su imperio y nueva fortuna construida, recibe un gran golpe y le alcanza la desgracia cuando en 1875 los mambises o Ejèrcito libertador cubano incendian su propiedad devastando la casa y las plantaciones, quedando en la ruina y el despojo hasta que en 1961 es convertida en museo gracias a un hermoso proyecto de la revoluciòn y a la infatigable y grandiosa labor de Fernando Boytel Jambú.
Salas de exposición

La construcción es de estilo vernácula, pues funcionaba como vivienda y como área de producción. Está dividida en dos plantas o pisos de construcción, la planta baja(almacenes) y la planta alta (casa vivienda).

En la planta bajase encuentra el cuarto de herramientas, con instrumentos de uso represivo, doméstico y agrícola. Luego el almacén de café, donde es curioso saber que cada mes se introducía un gato para evitar la proliferación de ratas. Encontramos el cuarto de máquinas con una despulpadora y una aventadora que a cortos pasos dan lugar al impresionante hueco de azote de las esclavas embarazadas. En esta planta además se visualizan los secaderos de café, la cocina y la despensa.

La planta alta esta distribuida por un reloj de sol, una campana y la hermosa casa señorial que cuenta con un magnífico sistema hidráulico. Con una sola entrada y salida, bordeada de casas de perros o shentrú por si ocurrìa alguna sublevación.

Como salas exteriores están:
La tahona o molino, el horno de cal, el baño de Víctor e Isabel, un aljibe y una pequeña barraca donde dormían las esclavas domésticas.  

Tomado: https://www.ecured.cu/Museo_La_Isabelica

Ver más fotos