NUESTRO SANTIAGO DE ANTAÑO: Santiago de cuba, 495 años como ciudad

Body: 

Publicado: 27 de junio 2017 | Por: Mayla Acedo Bravo | Foto: Archivo

Corría el año de 1522 en Santiago de Cuba. Luego de siete años de fundada, era la villa principal y capital de la isla de Cuba, donde había decidido radicar el gobernador Diego Velázquez de Cuellar, quien hizo venir desde Baracoa y Bayamo a otros ricos conquistadores. Sin embargo, la necesidad de hombres para la conquista a tierras del continente, en especial en México, hizo que la población disminuyera.

La vida de la villa era regida por la Junta de Procuradores, la Hacienda Real y la Iglesia. A pesar de ser la capital, sus casas estaban construidas en su mayoría según la costumbre aborigen, utilizando madera y paja, pues solo aquellas personas muy ricas, como el propio Velázquez, se podían dar el lujo de construirlas de piedra.

La iglesia parroquial de Santa Catalina, se ubicaba en donde hoy se encuentra el Archivo Histórico Provincial de Santiago de Cuba (Aguilera esquina a Padre Pico). Era una iglesia de madera y paja, donde según cuentan los cronistas, era difícil seguir la santa misa por los muchos insectos que molestaban, por su cercanía con el mar y los manglares (aún no se habían ganado al mar las tierras de toda la parte baja de la ciudad caribeña).

El 28 de abril de 1522, una bula del Papa Alejandro VI traslada el obispado y su catedral “Nuestra Señora de la Asunción” desde Baracoa a esta honorable villa y en consecuencia, una cédula real elevó a la villa al rango de ciudad. A partir de entonces, las Actas Capitulares del Ilustre Ayuntamiento iniciaron sus sesiones con la frase “En la ciudad de Santiago de Cuba…”, mostrando el orgullo que tenían los santiagueros de vivir en la única ciudad de la isla.