NUEVA SECCIÓN: La Ciudad de la Historia

Body: 

EL PRIMER TEATRO Y EL TEATRO FRANCÉS DEL TIVOLÍ

Por: José Luis Manet Hechavarría

Lugar donde estuvo el primer teatro de la ciudad.

Según Juan María Ravelo en su obra “Jirones de Antaño”, la ciudad de Santiago de Cuba tuvo su primer teatro en los comienzos del siglo XVIII. Fue construido de madera y guano, con primor y arte, costando miles de pesos en la actual calle de Santo Tomás, antes Estrada Palma, en una cuadra muy céntrica comprendida entre San Francisco (Juan Bautista Sagarra) y San Gerónimo (Sánchez Hechavarría), en un sitio que durante muchos años ocupó la peletería de Flaquer, hoy tienda “Luxor” y la peletería “La Reina” con el antiguo No. 12, hoy los números 453 y 455.

Los sucesos ocurridos en Saint Domingue en 1803, a raíz de la rebelión de los esclavos, obligaron al éxodo a gran parte de su población. Fue una inmigración que trajo al país gran bagaje de cultura, produciendo además una transformación trascendental en el orden de las ideas. No pasó mucho tiempo sin que en el campo del arte – como en otros muchos, especialmente en el agrícola – se experimentara la influencia de esa inmigración. Uno de los primeros frutos fue la creación por ellos de un teatro.

En la altura de Loma Hueca, que después se llamó Loma del Intendente, calle de Santa Rita (Diego Palacios) a General Torres (Jesús Rabí), construyeron los franceses un recinto de majestuoso frontispicio decorado con el mejor gusto, glorieta con jardines donde se celebraban conciertos y representaciones, dándole el nombre de Tivolí y cuyas funciones terminaban cantándose a coro el himno de Luis XVI y la Marsellesa. Después de llenar plenamente su cometido cultural, fue destruido en 1812.

Vista aérea del barrio de El Tivolí lugar donde los franceses edificaron su teatro.

Con la desaparición del teatro de “los franceses”, la ciudad quedó huérfana en ese sentido por espacio de algunos años.

Continuará…