LA OCC Y SUS PROTAGONISTAS EN PRIMERA PERSONA

Body: 

Publicado: 25 de abril de 2017 | Por: Carlos Manuel Ponce Sosa | Foto: Autor

Alfredo González, restaurador y montador de obras, con 20 años de trabajo en la OCC

Por encargo (años atrás) del Comandante de la Revolución Juan Almeida Bosque el entrevistado de hoy tuvo a su cargo la restauración de las tarjas donde descansan los restos mortales de dos precursores de la música cubana: Miguel Matamoros y Pepe Sánchez, en el Cementerio Patrimonial Santa Ifigenia, el mismo trabajo que realizara con la bóveda del líder de la Lucha Clandestina Frank País García.

“Veinte años es un poco menos que la mitad de mi vida. Haberlos dedicado a la Oficina del Conservador de la Ciudad (OCC) y a la función social que esta desarrolla ha influido en mí de una manera verdaderamente muy profunda”, afirmó «Alfredito», como cariñosamente lo llaman sus compañeros.

Para el graduado de artes plásticas en la especialidad de Escultura y Dibujo Alfredo González Cobas, hoy restaurador de la Oficina Técnica de la OCC, sobresale como principal beneplácito saber que han quedado sus huellas como profesional en muchas de las obras de artes recuperadas por la Oficina.

“En innumerables oportunidades han sido sesiones maratónicas de trabajo, lo mismo sábado que domingo, también en las noches, pero siempre con el regocijo de cumplir. Profesionalmente he aprendido mucho, soy parte de un colectivo que ha marcado pautas tangibles en una ciudad que se renueva cada día, realidad que tanto su pueblo agradece".

Con mucho júbilo Alfredo tiene muy presente (al igual que las experiencias que se narran al inicio) las labores de conservación realizadas por él, y sus alumnos de la Escuela de Artes Plásticas José Joaquín Tejada de Santiago de Cuba, a todas las pinturas murales de la Casa Natal de Vilma Espín Guillois.

“He desarrollado vínculos afectivos que refuerzan el sentido de pertenencia hacia este lugar; más que colegas de trabajo se siente como una familia. Sentir el respeto y el amor de muchos de ellos es gratificante, pero el mayor premio es sentirse parte, sentirse útil”, concluyó Alfredito.

*La sección: “La OCC y sus protagonistas en primera persona”, que a partir del día 24 de abril se publica en Orgullo de Santiago responde a la voluntad de divulgar los criterios de algunos trabajadores de la Oficina del Conservador de la Ciudad de Santiago de Cuba, institución que arriba este año al Aniversario 20 de su fundación. Serán los pensamientos más reveladores (respecto a esa relación ser humano-centro de trabajo), de hombres y mujeres que han contribuido de manera sobresaliente al proceso de restauración y conservación (material e inmaterial) de la Ciudad de la Historia.