El porqué de las cosas

Body: 

Publicado: 18 de abril de 2017 | Por: Carlos Manuel Ponce Sosa | Fotos: Autor

Como en varias ciudades del mundo en Santiago de Cuba se conmemoró hoy el Día Internacional de los Monumentos. La suroriental provincia de Cuba, Cuna de la Revolución, ostenta en su geografía nada menos que 51 sitios con valores históricos y culturales que son considerados monumentos nacionales.

El Centro Provincial de Patrimonio Cultural y la Oficina Técnica de Monumentos y Sitios Históricos de Santiago de Cuba diseñaron un plan de acciones para implementar durante el mes de abril, con punto clímax este día18, que incluyen encuentros con grupos portadores, actos políticos-culturales, depósitos de ofrendas florales, charlas y paneles con especialistas, todo ello relacionado con los monumentos ubicados en las diferentes comunidades.  

O sea, que para cualquier transeúntes de esta región del país no le iba a ser muy difícil este martes reencontrarse con la historia de su ciudad, con una data de alrededor de 502 años.

Pues así sucedió con este redactor cuando caminaba esta mañana por la arteria más comercial de la indómita urbe ─el Corredor Patrimonial Las Enramadas─. Al llegar a lo que en la actualidad se conoce como Parque Serrano, situado entre las calles Pío Rosado y San Bartolomé,  una multitud de personas se congregaba alrededor del conjunto escultórico: Monumento al Esclavo, erigido en ese parque.  

Por aquel «bichito» que a veces nos pica por conocer el origen de las cosas, (muy parecido al “por qué esto y por qué aquello” de los niños cuando comienzan a adquirir conciencia) me acerqué a la especialista de Patrimonio Provincial Daniana Palma Monterde, luego de que esta ofreciera a los allí presentes una síntesis histórica del lugar, para indagar más sobre el sitio conmemorativo.    

Resulta que los orígenes del Monumento al Esclavo están estrechamente relacionados con La Plaza de la Picota, nombre que otrora tuvo el Parque Serrano.

En los inicios del siglo XVIII, durante el colonialismo español en la Isla, este espacio era utilizado indistintamente para la venta de víveres y diferentes artículos y como lugar de castigo a los esclavos fugitivos, lo cual se realizaba en frente de todos como ejemplo ejemplarizante. Allí estaba ubicada la picota pública con la que se mutilaba  o se decapitaba a las personas de piel oscura que violaban lo establecido en aquellos años.

Se dice, que los ejecutores de las penas cobraban dos reales fuertes por cada 25 azotes, cinco pesos por mutilaciones y 10 por decapitaciones. La última picota que se utilizó en esta Plaza se encuentra hoy en el Museo Provincial Emilio Bacardí Moreau, ubicado en la calle Aguilera, a solo una cuadra del lugar.

En el año 1950 se materializa el conjunto escultórico también conocido como Plaza de Labra, obra del artista Teodoro Ramos Blanco, el cual incluye en su parte superior la imagen de los rostros de Rafael María de Labra, Miguel Figueroa y  Juan Gualberto Gómez, considerados tres de los hombres que más habían contribuido en el proceso de emancipación de los esclavos, alcanzada finalmente en 1886.

Está realizado en mármol gris, piedra de cantería y bronce, y lo compone además una representación de esclavos: hombre y mujer en acción de ofrendar el fruto de su unión (su niño) a la libertad.

En la actualidad el sitio se conoce como Parque Serrano, populosa área de esta ciudad en la que se realizan actividades deportivas, manifestaciones culturales para el disfrute de la población o simplemente para el descanso de los caminantes.

Y ya que estamos develando enigmas, aprovechamos para reseñar porqué se rememora los 18 de abril de cada año el Día Internacional de los Monumentos. La conmemoración emergió de una propuesta del Consejo Internacional de Monumentos (ICOMOS), el 18 de abril de 1982 y aprobada por la Asamblea General de la UNESCO en 1983. El fin es promover la toma de conciencia acerca de la diversidad del patrimonio cultural de la humanidad, de su vulnerabilidad y de los esfuerzos que se requieren para su protección y conservación.