Ecos de la última edición del Encuentro de Expertos sobre Paisajes Culturales (I parte)

Body: 

Publicado: 17 de abril de 2017 | Por: Carlos Manuel Ponce Sosa | Fotos: Autor

Con la firme ambición de celebrar su tercera edición en el año 2019 finalizó el viernes último en Santiago de Cuba el II Encuentro de Expertos sobre Paisajes Culturales, desarrollado en esta ciudad desde el miércoles 12 de abril.

El evento, que tuvo su primera versión en el año 2005 se convirtió en el espacio propicio para que especialistas de todo el país intercambiaran, entre otros tópicos, sobre los modos de gestión, estado, manejo y conservación de los paisajes culturales cubanos.

Sobre la pertinencia de este tipo de Encuentro opinó uno de los participantes activos, el Historiador de la Ciudad de Bayamo, Ludín Fonseca García.

“La realización de este Encuentro abre nuevas perspectivas para el conocimiento y la interpretación de nuestras ciudades, fundamentalmente porque el concepto de paisaje cultural es mucho más amplio que el de centro histórico o región histórica, por lo cual creo que es un aporte significativo de la Oficina del Conservador de la Ciudad de Santiago de Cuba, que ha permitido apreciar la necesidad de trabajar en el campo de la conservación más allá de las urbes”.

Más adelante, el Historiador reconoce que en gran medida las Oficinas se han concentrado en la restauración arquitectónica en los Centros Históricos, y seguidamente agrega: “siempre tuve discrepancia con ello porque pienso que el trabajo de las Oficinas debe ser mucho más abarcador, y este evento ha demostrado que es imprescindible el estudio de nuestras ciudades y de sus espacios a través del concepto de paisajes.

“Santiago a dado ejemplos magníficos de como se puede instrumentar ese concepto, por ejemplo, el trabajo que han realizado en la zona de la Sierra Maestra, en la región del Cobre, la bahía y su malecón, además de otros sitios que hemos podido recorrer durante esta cita.

“Pienso que este evento constituye un punto de partida para las ciudades que se inician en el trabajo del rescate y preservación patrimonial en Cuba, entiéndase las restantes villas que no tienen aún constituidas las Oficinas a través del decreto para ello. Todo lo abordado en este Encuentro constituye una demostración, un acicate y una línea que nos señala hacia donde debemos dirigir el trabajo desde los inicios”, concluyó Fonseca García.