Dedicarán tertulia científica y cultural al café

Body: 

Publicado: 16 de noviembre de 2017 | Por: José Roberto Loo | Foto: Carlos Manuel Ponce Sosa

La peña “Desempolvando”, que con éxito se realiza en Santiago de Cuba desde el año 2011, dedicará su entrega de enero a la cultura cafetalera, un acervo que tiene en el oriente del país antiguas haciendas declaradas Patrimonio de la Humanidad (2000) y un estrecho vínculo a la cubanía, la cotidianidad y el ser santiaguero.

Esa tertulia, que combina con exquisitez la ciencia de la archivística con el arte de los creadores de Santiago de Cuba, el día 20 de enero tendrá por sede la Casa Dranguet, joven institución que hoy promociona en la Capital del Caribe y hacia el mundo, los valores de la cultura y el patrimonio cafetalero en la nación caribeña.

En el espacio llamado “Café Dranguet” se combinará el conocimiento del acervo vinculado al cultivo y consumo del aromático grano, visto desde las investigaciones de los especialistas del Centro de Interpretación y Divulgación del Patrimonio Cultural Cafetalero, y de las indagaciones en los archivos de Santiago de Cuba, con el arte del cuarteto de cuerdas Arcos, del versátil director artístico José Pascual Varona (Pini), el trovador Rubén Lester, y otros creadores.

Durante la peña “Desempolvando” se resaltará, de manera especial, el quehacer científico y cultural de la Casa Dranguet, que en solo un año de creada, ya se ha insertado en los más importantes eventos científicos y culturales de Santiago de Cuba, a la vez que promueve, de diversas formas, el patrimonio cafetalero existente en la zona oriental, fundamentalmente.

La Peña “Desempolvando” es una tertulia científico cultural, basa su trabajo en las investigaciones realizadas en los diferentes acervos del territorio, especialmente en los fondos del Archivo Histórico Provincial de Santiago de Cuba, aunque cada entrega combina el conocimiento con lo mejor del arte local.

Surgió el 27 de marzo de 2011 y su nombre proviene de la intención de desempolvar detalles de una ciudad rica en su pasado, a la vez que propone una nueva forma de adquirir identidad mediante el redescubrimiento de la historia a través de los tesoros que resguarda el antiguo Vivac y otras fuentes documentales.