Entrega de premios cierra Jornada de la Francofonía en Santiago de Cuba

Image: 
Body: 

Santiago de Cuba, 21 mar.- La premiación de los juegos Preguntas para un Campeón, Scrabble, la Palabra más Larga, la Pluma de Oro y el Concurso de Poesía, cerrará mañana viernes la Jornada de la Francofonía en esta ciudad, evento cultural que tradicionalmente promueve el legado francés en Cuba.

Completarán la clausura las ventas de artesanías, libros, revistas y catálogos, relacionadas con las tradiciones del país europeo.
Con la entrega de los lauros, en el horario de la tarde noche del mismo viernes, está previsto una descarga musical de la Banda Provincial y sus aires bretones.

Hoy jueves se realizará la presentación del panel “Historia, Geografía y Vida Cotidiana en Quebec, Canadá”, a cargo de Jean Claude Ferlan y Guy Giguere, y se proyectará un documentales sobre esa ciudad, única región mayoritariamente francófona de Norteamérica.
Con el propósito de defender la diversidad y el rescate de las tradiciones francófonas, el pasado 19 de marzo comenzó la semana de la francofonía en la ciudad de Santiago de Cuba, que comparte con La Habana dicha celebración en el país.

Académicos nacionales y del país europeo intercambiaron sobre la transculturación, regularidad y tendencia del proceso migratorio en el oriente cubano, además de la necesidad de preservar el legado galo en la provincia, donde hubo una marcada presencia de esa cultura durante los siglos XIX y XX.

Muestra de esa huella son la Tumba Francesa y el Cafetal La Isabelica, este último entre las primeras plantaciones de café en el sudeste de Cuba, declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura.

La Semana de la Francofonía brinda la oportunidad a los cubanos de conocer, en un ambiente festivo y de cooperación, los valores compartidos por los 77 Estados Miembros a lo largo del mundo.

Entre las naciones caribeñas figuran Dominica, Haití, Santa Lucía, Guadalupe, Montserrat, Martinica, Guyana Francesa y República Dominicana como observador.
Por: José Roberto Loo Vázquez