Rememoran el levantamiento armado de Santiago de Cuba en su aniversario 60

Body: 

Publicado: 30 de noviembre de 2016 | Por: Luis Sánchez del Toro | Fotos: Jorge Luis Guibert

El pueblo santiaguero, en representación de toda Cuba, rememoró en horas tempranas de hoy, el aniversario 60 del levantamiento armado de la ciudad de Santiago de Cuba, acción que tenía como propósito apoyar el desembarco del yate Granma, que con el Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz al mando de 81 hombres, venía de México para reiniciar la insurrección armada y derrotar la dictadura batistiana.

En la otrora estación de la Policía Nacional, actualmente Museo de la Lucha Clandestina, las máximas direcciones del Partido, el Gobierno, las organizaciones de masas, la Asociación de Combatientes de la Revolución Cubana, jefes y oficiales de las Fuerzas Armadas Revolucionarias y del Ministerio del Interior, entre otros, rindieron homenaje a los jóvenes José Tey, Tony Alomá y Otto Parellada, caídos en ese heroico enfrentamiento.

En el monumento que perpetúa la memoria de esos tres destacados revolucionarios se guardó un minuto de silencio y fueron colocadas ofrendas florales en nombre del General de Ejército Raúl Castro Ruz, Presidente de la República de Cuba, los Consejos de Estado y de Ministros, el pueblo de Cuba y de los familiares.

Un nutrido grupo de pioneros santiagueros, rememoraron simbólicamente esa operación armada, organizada por Frank País García, jefe de acción y sabotaje del Movimiento 26 de Julio, extendida además a los asaltos simultáneos a la capitanía del Puerto y otras instalaciones.

En esta ocasión, se levantaron las voces del coronel Alberto Vázquez García, director del Complejo Histórico del II Frente Oriental Frank País García y combatiente del 30 de Noviembre y la estudiante Norasleydi  Mesirel Caballero, del preuniversitario Antonio Alomá, quienes ratificaron el compromiso de continuar fieles a la continuidad histórica del proyecto social cubano, bajo el juramento de hacer cumplir el concepto de Revolución, expresado por Fidel Castro Ruz el Primero de Mayo del 2002.

De igual manera, fue extendida a una representación de los combatientes de esa gesta el reconocimiento “Con el esfuerzo de Todos, Venceremos” que concede la Asamblea Provincial del Poder Popular a personalidades y colectivos con sobresalientes aportes. También fue extendida una placa de reconocimiento de las direcciones del Partido y el Gobierno en Santiago de Cuba, al Museo de la Lucha Clandestina, en ocasión de celebrar el 40 aniversario de su fundación, a la vez que el MsC. Juan M. Reyes Caldero, investigador de la Oficina del Conservador de la Ciudad, presentó el libro “El cañón: una historia entre montañas”, del autor Francis Velázquez Fuentes.

El alzamiento de la ciudad de Santiago de Cuba, estaba dispuesto para las siete de la mañana del 30 de noviembre, esa era la hora convenida para desatar la lucha que por primera vez dio paso a los combatientes del M-26-7 empuñando las armas y vistiendo el glorioso uniforme verde olivo. Ellos tomarían parte en los acontecimientos destinados a atraer la atención del ejército de la tiranía y posibilitar la acción de los expedicionarios, quienes, desde el 25 de noviembre, hace 60 años, se hicieron a la mar con la misión de liberar a Cuba.