MIRAR A FONDO - PROMOVEMOS EL ARTE Y LA LECTURA

Body: 

Espacio Cultural (Programa general)

Día: Martes 4 de octubre Conferencia: Las investigaciones históricas del Español en Cuba

Invitada: Marlen Aurora Domínguez Hernández

Hora: 3:00 p.m.

Lugar: Salón Azul. Sede Antonio Maceo

(Universidad de Oriente)

 

Día: Miércoles 5 de octubre Conferencia: Pensar la lengua en la cultura. Apuntes para el diseño de un Estado desea(do)(ble)

Invitada: Marlen Aurora Domínguez Hernández

Hora: 4:00 p.m.

Lugar: UNEAC

 

 

Mirar a Fondo.

La lengua española en la configuración de las repúblicas hispanoamericanas: el caso del siglo XIX cubano  (Fragmentos)

Por: Marlen A. Domínguez Hernández

 

(…) De la percepción de los críticos literarios podemos saltar sin esfuerzo hacia la literatura y sus autores, sobre la base del principio, que expresa Piñeyro y reformulará Martí, de que la existencia de la lengua propia es condición para el valor y la originalidad de la literatura.  (…)

La lengua cumple un papel en el desarrollo del proyecto nacional cubano y entre sus figuras políticas por la evidencia del surgimiento de una variedad diferente a la de España, su legitimación y su uso entre nuestros patriotas; y finalmente, por la teorización sobre ella y su defensa. Se trataba de definir qué significaba independencia en lengua, de modo que se resolviera armónicamente la relación comunidad de origen / diferencia de destino. En ese proceso vulgarismos, africanismos y préstamos indiscriminados suelen verse como amenazas.

Por sus características como político, poeta, novelista, ensayista, crítico y periodista, José Martí podría servir a nuestra intención de resumir el afán lingüístico del siglo XIX en Cuba, como consecuencia coherente de la labor cultural que debía acompañar a un proceso emancipador de las mayores consecuencias, no solo para Cuba, sino para toda América Latina, y que funcionaría como basamento teórico y proyecto de futuro de toda la obra de los ilustrados decimonónicos, aun cuando no fueran independentistas.  (…)

La manera en que el trabajo con la lengua tendría lugar remite a la búsqueda de sencillez y esencia, y de una nota propia y trascendente. Se impone, de este modo, tomar en cuenta el aporte de América a la lengua común; buscar los modelos en la lengua literaria de los mejores escritores, la precisión en la etimología, la sencillez en el aporte del pueblo, la concisión en el arcaísmo, el neologismo o el préstamo. Martí llama a «beber la lengua en sus fuentes, y no en preceptistas autócratas ni en diccionarios presuntuosos» (Martí 1975, VII: 200).

Por eso la independencia en lengua, para Martí, no significó renuncia a una herencia que no podía negarse sin ingenuidad o sin peligro de anarquía, sino un proceso de subversión espiritual, de nacionalización de la cultura, en que la correspondencia entre forma y expresión, y el trabajo lingüístico de reapropiación creadora del legado hispánico garantizarían el valor del instrumento expresivo para la construcción de la identidad.

 

Ver en http://congresosdelalengua.es/valparaiso/ponencias/americalenguaespañola