Gaspare Di Caro “giró su arte” 180º

Body: 

Publicado: 21 de marzo de 2016 | Por: Carlos Manuel Ponce Sosa | Fotos: Autor

Después de luminografiar seis fines de semanas consecutivos La Santa Basílica Metropolitana Iglesia Catedral de Santiago de Cuba, con los proyectores de luz colocados en el segundo piso del Ayuntamiento de la ciudad, el artista ítalo- francés Gaspare Di Caro decidió trasladar los mismos hasta el atrio de la primera Catedral construida en el país, para iluminar anoche, precisamente la sede del gobierno municipal de la urbe. 

Con motivo de la visita a la capital santiaguera de la institución estadounidense Museo de la Biblia, con la exposición “La Biblia: el camino de Dios en el camino del hombre”, mostrada al público desde el 6 de febrero hasta el 13 de marzo, el luminógrafo europeo conocido internacionalmente como El Pintor de la Luz, "proyectó su arte" sobre la fachada de la Iglesia Catedral con imágenes alegóricas a diversos pasajes bíblicos.

Pero anoche la perspectiva y la superficie fueron otras. Esta vez los santiagueros que se encontraban en la otrora Plaza de Armas debieron girar su mirada exactamente 180º respecto al frontis de la Catedral, y observar íconos del proceso revolucionario cubano sobre el frontón de un sitio, en el que aún –según expresó el artista- “se escuchan los pasos de los barbudos”, aquellos que declararon desde uno de sus balcones, el 2 de enero de 1959, el avance hacia la capital del país, y con ella la consumación de un proceso de lucha que comprendió más de 148 años.

 A este reportero, quien observó parte de la actuación de Di Caro desde un punto intermedio, el propio Parque Central, no le fue difícil apreciar las diversas manifestaciones de asombro de algunas de las personas que transitaron entre los emblemáticos sitios, separados por 80 metros, desde las 9:00 pm hasta las 10:30 de la noche: ¡Que buena idea! – decían algunos–¿Cuál será el truco de esto? – se preguntó otro– Hay que avisarle a mima para venir mañana- escuché una vez...  

No en balde, el propio Di caro explicó a la prensa "que uno de los detalles que más me satisface es el entusiasmo que noto en las personas cuando aplauden, cada vez que se apagaban las luces convencionales y comienza mi obra".

"Escoger las imágenes que voy a poner en escena es un trabajo muy serio y delicado– continúo relatando el artista–. Por ejemplo, una de las fotografías que han observado hoy, me refiero a la de Vilma Espín y Raúl Castro juntos, tiene para mi un significado muy especial.

“Resulta que la gesta por la independencia que libraron los cubanos es una historia cautivadora. Escogí esa imagen porque, refiriéndome específicamente a la etapa de lucha en la Sierra Maestra, soy consciente de que en la misma no solo se respiraba el olor de la pólvora por el bombardeo y la metralla, del sudor por las largas caminatas loma arriba y loma abajo... también estuvo en el ambiente el sentimiento más lindo que existe... el amor, de allí brotó amor; no solo para aquellos dos jóvenes de entonces, sino también para el pueblo cubano",  concluyó. 

A través de la técnica de luminografía, Gaspare Di Caro ha realizado la iluminación del Cristo Redentor en Río de Janeiro, varios edificios diseñados por el reconocido arquitecto brasileño Oscar Niemeyer, y la Puerta de San Jorge de Ragusa Ibla, en Sicilia, Italia. También lo hizo sobre la fachada de la Catedral de La Habana en 2012, con motivo de la visita del entonces Papa Benedicto XVI.

Entre los proyectos futuros de Gaspare Di Caro en Cuba sobresale la idea de luminografiar, antes de que concluya el presente año, las fachadas de las iglesias santiagueras ubicadas en las calles Santo Tomás y también la de San Francisco. Pretende hacer lo mismo, con las imágenes de Camilo y el Che en la Plaza de la Revolución de La Habana. Internacionalmente y con motivo de los Juegos Olímpicos que se desarrollarán el verano próximo en Río de Janeiro el artista nuevamente iluminará el Cristo Redentor.