¡Columpios para todos!

Body: 

Publicado: 7 de marzo de 2016 | Por: Carlos Manuel Ponce Sosa| Fotos: Autor.

En la calle Enramadas esquina Peralejo ha surgido un nuevo espacio para el disfrute de la familia santiaguera, y de todos aquellos que visiten nuestra ciudad.

El Parque de los Columpios, como su nombre lo indica, se caracteriza por la presencia de 40 de estas mecedoras, con la distinción de estar diseñado para las diferentes edades: 10 de ellos son para niños, igual cantidad para jóvenes y 20 para los adultos.

Al decir de la arquitecta Aleida Márquez González, proyectista principal del sitio de recreo, los columpios son solo uno de los objetos de obra del parque:

“Existe una segunda área, compuesta por una cafetería con sus respectivas sillas y mesas para el confort de los que asistan al lugar, así como un pequeño podio para presentaciones musicales y artísticas destinadas a los más pequeños.

“Este proyecto surgió como parte de la reanimación de la calle Enramadas. Anteriormente aquello era un almacén que se transformó en solar luego del huracán Sandy. Producto a que había problemas en su estrato resistente para la cimentación, no se ejecutaron obras de mayor porte como viviendas u otros objetos sociales que respondieran a iguales necesidades de la población.

“Entonces se decidió hacer un parque aprovechándose las paredes existentes, eliminando el segundo nivel que ofrecía peligros para la vida de los transeúntes”, explicó.

La también jefa del Taller 3 de la Oficina del Conservador de la Ciudad, hizo referencia a que el Partido en la provincia fue quien realizó la solicitud de llevar a cabo esta zona de distracción; pues llamaba la atención que otras urbes como Camagüey y Santa Clara contaran con espacios de este tipo, de modo que la iniciativa prendió.

Sin embargo, el nuestro, el santiaguero, es un parque atípico ya que desde el punto de vista de infraestructura, fue diseñado para que personas de todas las edades pudieran disfrutar de los columpios; para los jóvenes están los de forma hexagonal, mientras que los adultos y las parejas se sienten más cómodos en los de plaza dobles.

“En la construcción de la obra participaron varias entidades: una brigada de trabajadores por cuenta propia de Santi Spiritus, quienes implementaron los bancos circulares, también los simples y los dobles, entre otros elementos. Se contó además con los servicios de la empresa Marcel Bravo, de nuestro territorio, la cual realiza todo tipo de elementos de acero, por lo que fue la encargada de hacer los columpios para niños y jóvenes.

“Estuvo igualmente la Empresa de Restauración y Conservación (ERCON), contamos también con el apoyo del Ministerio del Interior (MININT); además de todo un equipo de especialistas integrado por el ingeniero estructural Maikel Sanz, la ingeniera eléctrica Yolaida Hierrezuelo, la técnica en hidráulica Rosa María Ruíz Tur, y como presupuestista la ingeniera Martha Vallina”, argumentó la arquitecta.

El parque de manera general es un proyecto bien implementado pero sencillo, con un diseño simple, realizado con materiales locales, y en saludo al aniversario 500 de la ciudad.

Es preciso aclarar, que la obra no está totalmente terminada aunque ya se pueden apreciar habitantes de esta urbe meciéndose en los columpios y disfrutando de las ofertas del parque. Resta aún resolver algunas inconformidades como la señalética, que indique en la calle Enramadas la presencia del Parque de los Columpios.

“En el diseño original del proyecto concebimos la confección de columpios para discapacitados, pero por el alto costo de los mismos no se pudo llevar a cabo, aunque aún resulta una aspiración. Desde el punto de vista de ejecución, habrá una segunda etapa y en la misma se tendrá en cuenta el diseño de las altas fachadas, que en esta primera etapa no pudimos efectuarlo como lo teníamos previsto por cuestiones de presupuesto.

“Faltan elementos complementarios que, en la medida de su análisis y proyección, quedarán terminados, esperamos que sea brevemente para dejar inaugurada por completo dicha obra, que ya tiene gran impacto social para la ciudad por las opciones de esparcimiento y disfrute que brinda a los santiagueros”, finalizó.