Nuevas opciones para el disfrute en el Corredor Patrimonial de las Enramadas

Body: 

Publicado: 22 de enero de 2016. | Por: Carlos Manuel Ponce Sosa | Fotos: Autor.

La consumación constructiva del Parque Gallo se inserta a las atracciones artísticas de la ciudad de Santiago de Cuba. Fachada de La Fabada de Marieta, recién inaugurada instalación culinaria, sita en Enramadas esquina Padre Pico. Parque de los Columpios: otra de las áreas de esparcimiento para todos el que desee sumarse, como es el caso de llo que se observa en la instantania.

El arribo al aniversario 500 de la otrora villa de Santiago de Cuba en el 2015, se convirtió en feliz pretexto para que la Oficina del Conservador de la Ciudad (OCC) ejecutara en la urbe un ambicioso plan de reanimación constructiva.

En tal sentido uno de los proyectos que más impacto social ha tenido en la Ciudad Héroe (desde mediados del pasado año y lo que transcurre de este) es la sustitución total del asfalto y las aceras de la calle Enramadas, colocándose en su lugar una singular superficie, compuesta de pavimento impreso de varias tonalidades combinada con adocreto. Pero… tal transformación, denominada Corredor Patrimonial de las Enramadas no solo contempló la mencionada intervención urbanista, fue mucho más allá.

 Con el objetivo de incentivar el trasiego de personas hacia la parte baja de la arteria más comercial de Santiago de Cuba, se procedió a restaurar y poner en funcionamiento varios espacios públicos a ambos lados del recién materializado paseo peatonal, desde la calle Corona hasta la avenida Jesús Menéndez.

  Entre los inmuebles de “nueva fisionomía” se encuentran La Fabada de Marieta, el Parque del Gallo y el Parque de los Columpios, sitios a los cuáles santiagueros y visitantes pueden incluir desde ya en su agenda como opciones válidas para el disfrute. A continuación les ofrecemos algunos pormenores de la recién estrenada “taberna”, dejando para próximas publicaciones las «fichas técnicas» de las mencionadas áreas recreativas.

La Fabada de Marieta

Marieta Sánchez, anfitriona de la taberna.

El proyecto de rehabilitación compleja de lo que en un pasado fuera una fonda, comenzó a mediados de 2015 y estuvo a cargo del arquitecto Luis Orlando Rodríguez, como especialista principal.

El mismo se inserta en la relativamente novedosa modalidad de contratación que desarrolla la OCC, inherente al arrendamiento a trabajadores por cuenta propia. La emprendedora en este caso fue la santiaguera Marieta Sánchez Guerra, principal anfitriona y de quien el establecimiento culinario hereda parte del nombre, válido recurso de mercadotecnia.

Ubicada en Enramadas esquina Padre Pico, La Fabada de Marieta surge por la posibilidad de diversificar las opciones gastronómicas, que en la actualidad se extienden por todo el Corredor Patrimonial y comenzó su explotación el 30 de diciembre del año anterior. Cuenta con un salón principal con capacidad para unos 24 comensales, un patio interior, el que podría acoger a otros 8 clientes; y como valor agregado también posee una barra para la coctelería.

La especialidad de la “taberna” es la fabada española, cocido tradicional de la cocina asturiana, elaborado con fabes blancas (frijoles blancos), algunos embutidos como el chorizo, acompañados siempre de pan y una jarra de vino; brinda además servicios de repostería. En el establecimiento también se ofertan otros platos, entre ellos mariscos, carne de pollo, cerdo y pescado, cuyos precios oscilan entre los 30 y 60 pesos MN; el horario de servicio es de 12 del mediodía a 11 y 40 de la noche.

En pleno proceso de reanimación constructiva, acción que comenzó a mediados de 2015.

Foto: Colaborador.

Interior del recién estrenado establecimiento gastronómico.

Para esta fecha ya muchos santiagueros y santiagueras son asiduos clientes de La Fabada de Marieta.

Foto: Colaborador.

La especialidad de la casa: "fabada a la santiaguera" .
Patio interior del establecimiento en el que se presta servicio de repostería.