Omar López: “Martí no murió en su primer combate porque libró muchas batallas”

Image: 
Body: 

Santiago de Cuba, 17 may.- Entre imágenes inéditas, anécdotas poco conocidas y detalles históricos vinculados al legado de José Martí, el Héroe Nacional de Cuba, los asistentes a la conferencia magistral “Con el morir, la vida”, impartida hoy por Omar López, descubrieron nuevas razones para amar y homenajear al más universal de los cubanos.

La presentación, a cargo del director de la Oficina del Conservador de la Ciudad, estuvo dedicada a la memoria del Apóstol cuando restan dos días del aniversario 118 de su muerte, y devino, además, una didáctica exposición basada en una exhaustiva búsqueda bibliográfica y cargada de un profundo amor por el pensamiento martiano.

En la Capilla del Seminario San Basilio Magno, del Centro Cultural Francisco Prat Puig, López ratificó que fue el Maestro quien nos enseñó a pensar cuando nos inculcó el principio que en la Guerra Necesaria el enemigo era el gobierno español y no el pueblo de esa nación europea.

El Conservador de la Ciudad explicó al auditórium el significado que tuvieron las diferentes etapas de la vida del prócer, específicamente en la maduración de su pensamiento político, sin dudas uno de los más grandes y trascendentales que ha existido en el continente americano.

El exilio –acotó- le ofreció la posibilidad de estar en contacto con las corrientes libertarias más radicales del continente europeo, incluso dentro de la misma España, y el período de la Tregua Fecunda, lo puso en contacto con la emigración en los Estados nidos de América, vital en la organización y aseguramiento de la nueva gesta independentista.

Durante la jornada, el público también pudo conocer los sucesos que antecedieron la construcción del mausoleo donde descansan los restos del Héroe Nacional, que constituyó, además, el primer entierro cubano del prócer.

El Conservador de la Ciudad explicó la ruta completa que recorrió el cadáver de José Martí, desde Dos Ríos hasta el Cementerio Patrimonial Santa Ifigenia, y destacó la ocasión en que el general Quintín Banderas intentó rescatarlo de las manos del ejército español, en el municipio de Palma Soriano.

En medio de toda esta vorágine independentista y de situaciones familiares, López resaltó que Martí se convirtió en un excelente artista e intelectual, precursor de la modernidad en la poesía y de la necesidad de defensa de los derechos de los niños y las niñas, además fue de los primeros que avizoró las ansias imperialistas del gigante vecino del norte, los Estados Unidos de América.

También relató la estrecha relación que lo unió a personas que arrancaron algunas de sus más tiernas y apasionadas palabras, entre ellas la bella Otero, que inspiró el famoso personaje de la bailarina española, María García Granados, más conocida como “La niña de Guatemala”, y María Mantilla, a quien dedicó innumerables frases de cariño.

Un aparte fue su hijo, el que inmortalizó como “El Ismaelillo” (José Francisco), y que nos llega hasta la actualidad como una de las más dulces muestras de amor paterno, de quien se siente ternura desde lejos.

La conferencia “Con el morir, la vida”, impartida por Omar López, director de la Oficina del Conservador de la Ciudad de Santiago de Cuba, se une al eterno tributo que rinde la nación completa al más preclaro de todos los cubanos.

Por: José Roberto Loo Vázquez